Home Noticias 54 años de la caída Trujillo

54 años de la caída Trujillo

 f15

Rafael Leónidas Trujillo.

Por Marcelo Peralta

Este sábado se cumplen 54 años de la caída del régimen del tirano Rafael Leónidas Trujillo Molina, acontecimiento que cambio de “cuajo” en todos los parámetros la cultura política en el país.

El jefe encabezó una de las tiranías más sangrientas, feroz y atroz jamás habida en América Latina y el  Caribe conocida por las violaciones a los derechos humanos.

Hombre torturado en la silla electrica.

Durante los 31 años de gobierno sumergió al país a un estado de pánico y control donde una muerte podía ser encubierta como un «accidente» y cualquier persona sindicada como desafecta podía ser encarcelada y torturada en una de las cárceles clandestinas destinadas a esa práctica.

f20

 

Se ha dicho que el gobierno del sátrapa ha sido responsable de la muerte violenta y desaparición de más de 50 mil personas en República Dominicana, sin las innumerables cometidas en otras naciones del mundo donde tenía ”calieses” para ejecutar a personas que no eran de su “arraigo”.

 

Este gobierno se desarrollo en una época fértil para los regímenes de manos duras como ocurría en América Latina y su dictadura se caracterizo por ser descarada, atroz, brutal, criticada por gobiernos de la Región del Caribe y Centroamérica a quienes se “echara de enemigos”.

f21

Para acabar con este criminal apareció el arrojo y valentía de hombres de la estirpe de Antonio de la Maza y otros quienes participaron de manera directa en la muerte del mandatario, cuyos resultados fue un paso esencial para saltar a la libertad, la paz, tranquilidad y convivencia colectiva.

 

El plan orquestado por esos valientes hombres acabó con los autores de tantas muertes, opresión, saqueo, abusos, robos, ignominia, atraso, porque impedía el avance educativo de las personas, entre otras barbaries.

 

Con la muerte de Trujillo se desmoronó esa estructura “maldita” que ojala jamás resurja en este país otra figura similar a la de ese “animal feroz”.

 

A 54 años de este a hecho la República Dominicana ha evolucionado de ese caudillismo totalitario como el que vivió durante más de tres décadas.

Los crímenes políticos cometidos en ese régimen de “manos duras y de saqueos” fueron muchos y afectó a muchos “inocentes” y destrozó los corazones de miles de hogares dominicanos y extranjeros.

El gobierno de Trujillo era juna especie de “pulpo” ya que tenia tentáculos en diversas naciones del mundo para asesinar a las personas que no era asimiladas a su régimen como ocurrió con muchas personas nobles.

Ahí está el caso de Rómulo Ernesto Betancourt Bello un político noble, periodista, escritor y orador venezolano y quien fue Presidente de Venezuela en ocasión interino en varias ocasiones, entre los años 1945 y 1948, y constitucional entre 1959 y 1964.

Muchas fueron las dictaduras surgidas en la Región del Caribe apoyadas por Estados Unidos entre ellas la de Rafael Leónidas Trujillo Molina en República Dominicana con una misión de controlar hasta la respiración de los ciudadanos y ciudadanas.

En los países cuando existe un gobierno que actúe por la fuerza es “odioso” vivir ya que el ciudadano no tiene paz, sosiego, tranquilidad, privacidad y derecho.

Cada 30 de mayo surgió movimiento en diferentes pueblos del país para matar a Trujillo, como fueron los ocurridos en Moca y en Santiago de los Caballeros.

Respecto al general Desiderio Arias Álvarez nacido en Puerto Plata fue de los que ayudó a Trujillo a llegar al poder al oponerse a la extensión de mandato de Horario Vásquez quien estaba en el poder desde 1924 al 1930.

A pesar de que Arias Álvarez ayudó a Trujillo ascender al poder afloraron las diferencias entre ambos siendo mandado a matar y cayó muerto en las lomas del paraje Gurabo, entre las provincias Santiago Rodríguez y Valverde en la Región Noroeste.

Es como dice el refrán de que es mejor tener “100 niguas en su pies y no una nigua en el pie”.

Trujillo enajenó las ideologías, bloqueó el avance del pueblo, atrasó la nación, impidió a las mujeres ejercer el voto, asesinó la “flor innata” de las mujeres y hombres jóvenes.

Y así hay quienes aspiran a que vuelva un Trujillo a gobernar el país.