Casi 5,000 personas han sido desplazadas de sus viviendas a causa de las fuertes lluvias registradas durante los dos últimos días en nuestro país, donde 18 provincias permanecen en alerta verde y otras 5 en alerta amarilla a causa de las precipitaciones.

Según informó  el director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), Juan Manuel Méndez, los 4.890 afectados se trasladaron a casas de familiares o amigos.

Debido al temporal, 978 viviendas han resultado dañadas en diferentes provincias y otras cinco quedaron destruidas, según el último boletín del COE, que no registra la existencia de muertos o heridos.

La crecida de los ríos Bretón, La Colorá y El Colorado dejó incomunicadas a las comunidades Los Arroyos y Arroyo al Medio en la provincia de Barahona, en el suroeste.

Además, 321.287 usuarios están afectadas por la suspensión del suministro de agua potable a causa de la salida de servicio de 14 acueductos, informó el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa).

Ante el riesgo de inundaciones urbanas, deslizamientos de tierra, así como también de desbordamientos de ríos, arroyos y cañadas, el COE mantiene en alerta amarilla el Gran San Domingo, San Cristóbal, Peravia, Azua y Barahona, todas provincias en la costa sur del país.

En verde, el nivel de alerta más bajo, se encuentran otras 18 provincias: Monte Plata, Duarte, Santiago, Samaná, San José de Ocoa, Sánchez Ramírez, Monseñor Nouel, María Trinidad Sánchez, La Vega, Independencia, San Pedro de Macorís, San Juan, La Romana, Bahoruco, Hato Mayor, Pedernales, La Altagracia y Seibo.

Toda la costa Atlántica dominicana, desde la isla Saona hasta Montecristi, las embarcaciones pequeñas y medianas deben permanecer en puerto, debido a oleaje anormal, apunta el boletín.

Las autoridades instaron a la población a permanecer atenta a las predicciones meteorológicas.